Quickribbon Seamarazul: ¿Donde esta el pulpo?

¿Donde esta el pulpo?

Es increíble la capacidad de camuflaje que tienen los pulpos y otras especies como las sepias, resulta espectacular ver cómo se mueven intentando adaptarse a lo que los rodea, y cómo al sentirse descubiertos transforman el color y la forma de la piel para parecer lo más amenazadores posible.

Lo asombroso es que el pulpo no distingue los colores al menos como nosotros, así que ¿cómo lo hacen para alcanzar un camuflaje tan perfecto?

Vea el video(Ingles) de abajo para ver algunas imágenes sorprendentes de como el pulpo modifica su aspecto en dependencia de su entorno y aprender más acerca de cómo lo hacen.





¿Cómo consiguen esto?
Lo primero que hace falta es un sistema visual capaz de asimilar rápidamente el entorno y enviar la señal rápidamente para que produzca el patrón adecuado que te camufle lo mejor posible. Además, para cambiar de color poseen una serie de órganos que actúan en conjunto. Los más conocidos son los cromatóforos.

Estos órganos, que se encuentran justo bajo la piel poseen en su interior un compartimento lleno de pigmentos, el sáculo citoelástico, al cuál van unidos entre 15 y 25 músculos. Cuando los músculos se contraen estiran el compartimento con los pigmentos, de modo que estos ocupan una mayor superficie y crean “parches” con los que fabrican distintos patrones.

A diferencia de otros animales, en los pulpos y las sepias cada cromatóforo está directamente controlado neuronalmente. Esto permite que mientras un cromatóforo está activado, el que está inmediatamente al lado no, lo que permite que estos animales creen patrones muy complejos de camuflaje.



La rapidez con la que estos animales son capaces de activar y desactivar los cromatóforos hace que sean capaces de crear “ondas” a lo largo del cuerpo que utilizan para intimidar a adversarios o cuando van a cazar.

Otro tipo de órganos son los iridióforos. Éstos se encuentran en la capa inferior a los cromatóforos. Los iridióforos son apilamientos de láminas de aspecto metálico, con las que se obtienen colores plateados y dorados, así como verdes y azules metálicos a base de reflejar la luz. Estos órganos los utilizan por ejemplo para ocultar los ojos. Son más comunes en las sepias, y sólo algunas especies de pulpos los poseen.

Por debajo de los iridióforos se encuentran los leucóforos, que son la última capa de células. Los leucóforos son células aplanadas y alargadas que dispersan y reflejan la luz. El truco está en que los leucóforos van a reflejar la principal longitud de onda que haya en ese momento. Así, si la luz que predomina es azul éstos se verán azules, si es blanca blancos, etc.



La gran capacidad de camuflaje viene de la actuación conjunta de estos mecanismos, además de otra capacidad de estos animales: la de alterar la morfología de la piel adaptando su textura a aquello que los rodea. El camuflaje más activo viene de los cromatóforos, que son controlados de manera muy rápida. También los iridióforos son capaces de cambiar su color, aunque estos cambios son provocados por hormonas, por lo que son más lentos.

Creditos|simplyscuba,blogueiros.axena,alojoptico,Tree of Web Life Project.

Relacionados:


  • El amor de los pulpos



  • ¿Son estúpidos los pulpos?



  • La edad de los pulpos
  •  

    DireWeb.com - El Directorio Web y Buscador Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Creative Commons License TopOfBlogsBuzzear (ES)
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
    Seamarazul ©Copyright 2007 | Plantilla Blogger | Retocada por Seamarazul