Quickribbon Seamarazul: Peces robot llegan donde los buzos no pueden

Peces robot llegan donde los buzos no pueden


Se parecen a los juguetes plásticos de baño, pero los científicos dicen que estos pequeños peces robóticos nuevos pueden imitar el estilo de natación del pavón o el atún y pueden maniobrar en las grietas demasiado pequeñas para vehículos submarinos autónomos tradicionales.

Escuelas de mini robopeces podrían ser utilizadas para...

detectar contaminación o para inspeccionar estructuras sumergidas, como barcos hundidos y tuberías de petróleo. A diferencia de otros modelos de pez robot, que tienen varios pies de largo y contienen cientos o miles de partes, los nuevos prototipos miden sólo cinco a ocho pulgadas, y tienen sólo 10 componentes, por lo que cuestan sólo unos cientos de dólares cada uno.

"El principal inconveniente de los robots tradicionales es que tienen demasiadas piezas y son muy complejos", dijo el ingeniero mecánico Pablo Alvarado, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, quien ayudó a diseñar el pez robot. "Los robots tradicionales pueden trabajar en el laboratorio, pero si los colocas en un ambiente normal, como el océano, no durarían más de media hora."

Alvarado y sus colegas querían probar un método más sencillo para el diseño de robots. En lugar de unir varias de las partes mecánicas, se construyó cada pez utilizando una sola pieza de polímero suave y flexible. Después de montar el motor dentro de un molde especial en forma de pez, vertieron polímero líquido alrededor del molde y dejaron que se solidificara. Eso significa que no hay posibilidad de filtraciones de agua entre las partes, que puedan arruinar el motor en el vientre del pez, dijo Alvarado.

"Estos materiales son muy resistentes", dijo. "El agua no puede afectarlos mucho y pueden sobrevivir a temperaturas muy altas. A menos que otro pez se los coma, podrían seguir y seguir. "

Dentro de la sección media de cada robot, un motor genera una onda que viaja a lo largo del cuerpo del polímero y propulsa el pez hacia adelante. Al variar la rigidez del material a lo largo del robot, los investigadores pueden controlar la vibración del cuerpo de los peces e imitar los movimientos de natación del pavón, la trucha o el atún.

Los peces reales pueden nadar a velocidades de hasta 10 veces la longitud de su cuerpo por segundo. Hasta ahora, el robofish sólo puede desplazarse el largo de un cuerpo por segundo, pero los investigadores dicen que aún así es mucho más rápido que modelos anteriores. Por ahora, los robopeces también están atados a una fuente de energía, pero los científicos esperan lanzar una versión de baterías en el futuro próximo.

Teniendo en cuenta la resistencia y bajo costo del robofish, los investigadores creen que será ideal para la supervisión a largo plazo de los puertos o las exploraciones de la Marina bajo el agua. Pero Alvarado dice que no quiere quedarse sólo en los peces.

"Desde nuestra perspectiva, los peces son realmente sólo una aplicación", dijo. "Queríamos demostrar que nuestra idea funciona, que podíamos hacer los robots de un material compatible y luego aplicar un poco de fuerza para controlar las vibraciones y simular el movimiento de la naturaleza".

Pero en comparación con otros tipos de locomoción de los animales, Alvarado dice que el movimiento de un pez nadando es bastante simple. Próximamente quiere enfrentar algo más complicado, como una salamandra que se mimetiza o el deslizamiento de una mantaraya.

via| scuba news

Technorati Tags: ciencia, Peces robot.

 

DireWeb.com - El Directorio Web y Buscador Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Creative Commons License TopOfBlogsBuzzear (ES)
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Seamarazul ©Copyright 2007 | Plantilla Blogger | Retocada por Seamarazul