Quickribbon Seamarazul: Bucear en Pecios

Bucear en Pecios


Bucear en Pecios es una de las experiencias más emocionantes que pueden sentirse debajo del agua.

 Tiene un fuerte componente emocional, ya que acuden a nuestra mente imágenes de tesoros escondidos, misterios, escenas antigüas.... A lo que se suma el hecho de que en estos lugares la fauna marina es mucho más abundante.


Pero por muy grande que sea el ansia por investigar cada uno de los recovecos del pecio, existen unas normas de seguridad especiales (que se suman a las ya conocidas de planificar perfectamente la inmersión y nunca bucear solos), que no podemos pasar de largo:

Debemos tener especial cuidado con nuestros movimientos, que no podrán ser bruscos ya que los pecios suelen estar plagados de elementos punzantes o cortantes (chapas, astillas de madera...). Conviene llevar guantes.

Hay que estar atentos a las numerosas redes con las que seguramente estará cubierto el pecio, para intentar no vernos enganchados en ellas. Para ello es recomendable tener a mano un cuchillo.

Considerar la profundidad a la que se encuentra el pecio (suelen encontrarse a grandes profundidades).
Como ya hemos dicho, la vida marina es muy abundante, debemos conocer perfectamente las características de la misma antes de adentrarnos en el pecio.
Los pecios han sufrido el paso del tiempo y pueden haberse debilitado sus estructuras, deberemos tener cuidado con los derrumbamientos.

Si nos adentramos en el interior:

Conviene llevar siempre un hilo que deberá estar lo suficientemente tenso para que no se parta pero con cuidado de que no se enrede.

Portar fuentes de iluminación.

Mantener una buena flotabilidad en todo momento.

Poner especial cuidado en nuestros movimientos, tratando de aletear muy horizontalmente (al ser posible con las aletas más altas que la cabeza), o bien avanzar tirando con los brazos (para lo cual deberemos llevar guantes).
Es recomendable llevar casco, el cual además de librarnos de algún golpe en la cabeza nos puede servir para portar una linterna.


Por último, nunca deberemos subir ningún objeto a la superficie, ya que está penado por la ley. Los pecios más antiguos, que tiene carácter histórico, artístico o arqueológico, se consideran "Bienes culturales marítimos", por lo que están protegidos, mientras que los más nuevos suelen pertenecer a compañías privadas por lo que estaríamos atentando contra la propiedad privada. Pero no sólo eso, cualquier cosa que subamos a la superficie mermará el interés del pecio para los buceadores que vengan después de nosotros.

 

DireWeb.com - El Directorio Web y Buscador Unión de Bloggers Hispanos Comunidad Blog Hispano Creative Commons License TopOfBlogsBuzzear (ES)
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Seamarazul ©Copyright 2007 | Plantilla Blogger | Retocada por Seamarazul